Cuando el trabajo lo es casi todo

Me he dado cuenta de que el trabajo sí puede ser casi todo. Esto no es malo.  Todo depende de las circunstancias y la decisión, sea o no consciente, de qué es lo que realmente te llena y dónde quieres poner toda tu energía. Puede parecer egoísta si estás en una relación de pareja pero, si no, ¿por qué no centrarte en ello con todas las ganas? Si te aporta bienestar y no estrés, ¡bienvenido sea!

Desde que me separé hace bien poco, me he dado cuenta de que en los últimos años, con todo el trabajo que tenía, disfrutaba de escaso tiempo libre. A veces, tenía que elegir entre trabajar horas extra o pasar tiempo con mi pareja. Claro que él también trabajaba muchísimas horas, pero ese es material para otro post. La cuestión era que yo no podía dejar de trabajar horas extra porque, si lo hacía, entonces no podía cubrir mi parte de los gastos de la casa. Lo peor era que me sentía culpable siempre, porque de algún modo nunca lograba terminar una cosa sin tener que empezar otra. Creo que este es el mal de muchísimas mujeres. La sensación de culpabilidad, hagamos lo que hagamos.

Ahora que empiezo mi vida como mujer separada, paso el mismo tiempo que antes trabajando, pero sin sentirme culpable. Me encanta lo que hago – dar clases de español en la universidad – y le puedo poner toda la energía y las ganas. Aún así, me falta tiempo para hacerlo todo, incluyendo cuidar de mi salud y dedicar tiempo a amigos y seres queridos. ¿Seré de las personas que sólo puede centrarse en una cosa a la vez? No sé cómo lo hacen los demás para compaginarlo todo. Si yo, que solo tengo que ocuparme de mí misma no alcanzo a hacerlo todo, ¿cómo lo consiguen las personas casadas y con hijos?

El cariño y el amor ya me lo aportan mis amigos, así que las necesidades emocionales las tengo más que cubiertas. Y sí, mi trabajo, ahora mismo, lo es casi todo en mi vida y me enorgullece poder afirmarlo. Me aporta alegrías, mucha satisfacción y además me ha salvado la vida – literalmente – en más de una ocasión. Además el trabajo no me quita el control remoto de la televisión.

Advertisements

2 thoughts on “Cuando el trabajo lo es casi todo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s