La espera…

Perdí la cuenta de los días y los meses que pasé esperando. Esperando a que lloviera, a que hiciera sol, a que llegara el verano o esa fecha incierta. Esperando, envejecí. Rodeada de mil esperas que luego pude ir quitándome como envoltorios de chocolatinas, solo que en ellos, no había nada.

Read More…